AMARANTO

AMARANTO

Amigos, de la misma forma que hemos comentado restaurantes con sus cenas de degustación, almuerzos con menú o simplemente un tentempié en el camino, hoy hablaremos de una situación cotidiana que le pasa a cada trabajador promedio que tiene que salir de su propio m2 de oficina para “tomar aire”, despejarse o simplemente salir porque esta aburrido de estar siempre en el mismo lugar, Nos referimos al famoso, querido por nuestros bolsillos y adorado por el ajustado tiempo: MENU EJECUTIVO, lo conocen? lo entienden?

El “Menú Ejecutivo” es un concepto consolidado en los restaurantes, picadas y/o cafés, que principalmente nos sirve para almorzar solos o acompañados, para saciar tu necesidad de comer, o para juntarse con el amig@ que esta a esa hora cercano a ti y utilizar ese tiempo tan adorado para alimentarse.
Un Menú ejecutivo debe ser:

a)  RAPIDO: Las personas que acuden a un menú ejecutivo, tienen un tiempo acotado.

b) COMPLETO: Luego de varias horas trabajando es imprescindible tener un buen almuerzo.

c)  ACCESIBLE: dada la movilidad de la ciudad, el almuerzo debe estar en un lugar accesible por todos

d) RICO: Obvio, nos gusta comer y tiene que ser rico!

Hoy fui a probar un menú ejecutivo a un restaurante ubicado en el centro de Santiago, con todo el ruido y el movimiento, hoy estuve en AMARANTO, que esta dentro del Hotel Mercure (cadena Accor, la misma del Restaurante 365, comentado anteriormente).

El menú ejecutivo en Amaranto, que tiene un valor de $8.200 es ideal para la gente que trabaja en el sector, oficinistas y pasajeros del hotel que no quieren gastar mucho en almuerzo, este menú fue el siguiente:

ENTRADA: Consome de Ave con Verduras
PRINCIPAL: Pollo escabechado con Pure al Ciboulette
POSTRE: Kuchen de Manzana (receta del Chef)

Debo decir que el consomé estuvo muy rico, me atrevería decir que fue lo mejor de la jornada!, ademas coincide que vengo de un restaurante donde me dedique a probar cremas y sopas, por lo que este consomé estuvo muy energético! me gusto mucho, me sentí como en casa!

El plato principal fue lejos lo mas casero que he probado en mucho tiempo, un pollo escabechado (tipo “al jugo”) muy sabroso con un puré lleno de sabor.
Un detalle en la preparación, al ser algo casero se agradece la abundancia! sin embargo hubo trozos de pollo con huesos camuflados, lo que hizo algo incomodo el comer.

El postre fue un dulce final (algo cliché la frase, pero fue así), un dulzón simple pero agradable al paladar, los tonos frutales se destacaron lo que fue un placer probarlo!.

Me gusta amaranto, es como un oasis dentro de una monótona ciudad, es un despeje de todo el cemento del entorno, ademas esta dentro de un centro con mucha historia!, el cerro Huelen enmarca el acceso al hotel, ademas esta frente a la biblioteca nacional, un símbolo de la arquitectura del centro de la capital.

Vale la pena ir a este restaurante, no tan solo por el restaurante, sino que por el entorno que esta lleno de historia e historias!.

Saludos, y nos vemos!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *