BORAGO – VITACURA

BORAGO – VITACURA

El día 05 de abril, se celebró el listado de los #World50Best Restaurants, en español, se presenta el listado de los 50 mejores restaurantes del mundo, y en Chile tenemos a 1 representante que con orgullo lo mencionamos, hablamos de BORAGó, del Chef Rodolfo Guzman (Puesto 42, hacer Click Aquí para ver el Articulo relacionado).

Coincidentemente, ese día tenía una reserva en la noche (gracias a mi señora que después de 1.5 años presionando e “hinchando”, lo conseguí!).

Boragó es un restaurante que tiende mirar un paso más allá en lo que se refiere a la cocina chilena, usando productos 100% legítimos de nuestro país, creando conciencia sobre nuestras materias primas y nuestro ecosistema, que es propio e inigualable.

Arquitectura: Esta ubicado en una zona altamente comercial, donde el foco de restaurantes más gourmet/exclusivos están cada ½ cuadra, ubicado en la comuna de Vitacura, tienen una conectividad envidiable por muchos, pese a sus escasos metros cuadrados de superficie.
Su distribución permite ver como se preparan los platos, como se procesan los ingredientes que van a la mesa, en su terraza, asan el cordero que es parte de un tiempo de su preparación, es decir el comensal no solo va a disfrutar, sino que es parte de toda una experiencia.

Sin duda una de las notas altas de “la Experiencia” es su SERVICIO, estudiado minuto a minuto, metro a metro, solo para poder satisfacer las consultas e inquietudes de cada comensal, cada Maître está al tanto del nombre y del menú que se escoge, así es esta todo calculado y medido, para así no faltar en ningún detalle, para que cada uno de los clientes se dediquen a disfrutar.

El menú va de acorde a la experiencia o al bolsillo (como quieran pensarlo):

ENDEMICA
$ 62.000 – 15-20 PREPARACIONES
      MARIDAJE DE VINO  $ 41.000 –  7 TIEMPOS
      MARIDAJE DE JUGO  $ 16.000 –  5 TIEMPOS

RAQKO
$ 47.000 –  6 PREPARACIONES
      MARIDAJE DE VINO $ 33.000 –  5 TIEMPOS
      MARIDAJE DE JUGO $ 13.000 –  4 TIEMPOS

El Menú “Endémico” es para clientes que van por primera vez, para así entender de qué se trata todo este concepto, mientras que el menú “Raqko” es para aquellos que ya lo han experimentado y van más a conversar y pasarlo bien.

  • 1) Chilenito (Masa Galleta con Camarón de Juan Fernandez y Sandia
  • 2) Marraqueta (Mini Marraqueta, con Mantequilla de Pajarito y Pebre)
  • 3) Caracol Palo-palo (Caracol Palo Palo con Cochayuyo y espuma)

  • 4) Chupe de Setas de Quintay (Chupe de Champñones con Caldo de Cochayuyo)
  • 5) «CAPAS» Plantas de Roca de Punta de Tralca (Pure de Acelga, Salicornias, Cochayuyo Tostado y Hongo de Cactus de costa)
  • 6) Pure de Rocas cocido sobre una roca y caldo de raíces de Kolof (Piedras emulsionadas con Esencia de mar y caldo de raíces)

  • 7) Plantas acidas sobre Palometa ( Plantas acidas y marchitas en mantequilla quemada de cochayuyo)
  • 8) Ciruelo, Jibia y Miso de murra (Pintura de murra, Hojas de Ciruelo y Jibia)
  • 9) «Crudo» (Carne y Kombucha, sobre Oblea y coronado con Murta)

  • 10) Milhojas de hoja de parra con Cordero (Milhojas de Chauras y Cordero asado al Palo e inversa)
  • 11) Postre de 3 leches y Brochetas de flores (sorry, me lo comí antes de tomar la foto jajaja)
  • 12) Postre de Roca

  • 13) Ice Brulèe (Espuma saborizado con hierbas de atacama, coronado con una lamina de hielo con hierbas)
  • 14) Sandwich Helado de Rosa del Año (helado cubierto con rosa del año y cachiyuyo por el perimetro)
  • 15) «Frio Glacial», (Merengue nitrogenado)

Para cerrar esta reseña, solo me queda decir que tiene altos y bajos, puede que suene poético pero  sentí historia, tradiciones y regiones de nuestro chile en cada bocado, me encantó explorar chile por sus materias primas y preparaciones, ojo que no hablo de comida típica chilena, sino que hablo de comida que es Chile, en toda su extensión, rescatar las algas, los frutos, el clima de distintas zonas, todo genial.

Sin duda quiero volver, cuando estemos en verano, o  en primavera, para ver cómo va cambiando nuestro país dependiendo del clima, maravilloso.

No puedo dejar de mencionar la pasión entregada por sus cocineros y pasantes que explican cada plato con mucha pasión, en especial la de Cristian Sierra quien se apoderó de la raíz de cada materia prima, entendiendo no solo el “cómo se consume y prepara”, sino que también el “de donde viene” y “cuál es su tradición”, todo una experiencia.

Tenemos un país rico en productos, solo debemos incorporar investigación y conocimiento, algo que lleva 10 años haciendo Rodolfo Guzman y compañía.

120% recomendado y como chilenos, debemos comer ahí, por lo menos una vez en la vida.

Saludos y nos vemos en otra reseña.
#BoragoLover desde ahora! jajaja



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *