CASTILLO FORESTAL

CASTILLO FORESTAL

Parque Forestal es uno de los Pulmones verdes más hermosos de Santiago, inserto dentro del núcleo urbano de la Capital hace de estas 17 Hectáreas, un paseo muy romántico / Familiar que vale la pena conocerlo, este parque fue diseñado y creado a inicios del 1900 por el paisajista francés Jorge Dubois, siendo su eje principal el acompañar al rió Mapocho, que es símbolo de vida desde mucho tiempo, hoy lamentablemente no tiene esa simbología, pero la intención se mantiene y se respeta.

Este parque está dentro de un barrio (Barrio Parque Forestal) y se une con los Barrios Recoleta por el puente hacia el norte y con el Barrio Lastarria (hacia el Sur), por lo que lo hace culturalmente muy atractivo y Gastronómicamente delicioso.

En el parque, si! en el parque mismo, hay un Castillo creado por un multifacético artista (Pintor, Diseñador de barcos, arquitecto) Alvaro Casanova Zenteno, quien diseñó este castillo con la utilidad de acoger al Cuidador/ Jardinero del parque a principios del siglo XX, debido a la construcción del parque para el Centenario de Chile. Posteriormente este castillo fue remodelado por Mathias Klotz (arquitecto Chileno), para albergar este restaurante que tiene mucho que hablar.

Me encanta el parque y todo su orden, los senderos y esa sensación de estar en una burbuja verde, alejada de toda la selva de hormigón (aunque estemos a metros).

Castillo Forestal - Acceso

CASTILLO FORESTAL

Este relato será una mezcla de Sabor y Arquitectura ya que la experiencia el comer ahí conjuga muy bien estos 2 elementos que hacen que todo resalte y conserve su lado histórico.

El menú es Francés, me imagino que no es casualidad por todo el contexto histórico que es muy potente en el entorno lo que hace que esa sutileza sea un cierre armónico de entorno y sabor.

Mientras llegaba cada plato, veía como los muros “hablaban” de historia, cada ladrillo envejecido intencionalmente en la restauración, inducía un relato de confort y tranquilidad en cada bocado.
Muchos pueden pensar que el ambiente es frío, pero no fue así!, es agradable, la iluminación se atenuaba con los muros y el piso, causando un ambiente más íntimo, pese a la cantidad de gente que había en el restaurante.

El menú fue el siguiente:

Mollejas Laqueadas, Mollejas laqueadas al Arrope de chañar (arropadas) , sobre cama de salteado de champiñones.
Manjar de dioses, creo que como aperitivo, las mollejas siempre son una excelente opción, la textura en cada bocado es agradecido por cada uno de los 5 sentidos del cuerpo, quizás que hayan estado un poco quemado le baja la nota a la perfección, pero se acerca bastante. MUY BUENO!

Castillo Forestal - Mollejas

Filete Al Roquefort, Filete de res con salsa roquefort y Gratín Dauphinois.
Creo que el gran plato de fondo es por excelencia un filete de res 3 /4  y la salsa está en su consistencia y aliño exacto, el roquefort que corona el filete es un detalle un poco simple (esperaba más roquefort), y el gratín es un gran plato francés (del sector de Los Alpes) que acompaña muy bien al filete.
Lo único que hasta el momento no logro comprender es porque sirven ese mix de verduras (berros, lechuga, etc.) tan seco!, como se come? Sus tallos son largos y muchas veces es incómodo de comer, como emplatado es hermoso, pero a mí me causo algo de incomodidad. En resumen el plato

Castillo Forestal - Filete

Crême Brulee, Clásico postre francés con vainilla de Bourbon.
No hay postre más cremoso, suave y delicioso que resuman la cocina francesa que el mismo Crême Brulee, un cierre perfecto, la crocancia del caramelo que cierra la cremosidad de la vainilla de bourbon.

Castillo Forestal - Creme brulee

Sin duda el ambiente, tiene un factor importante no hay experiencia culinaria que no se sume el entorno, el juego de texturas que comienza en el ladrillo, y sigue con la transparencia de la terraza invita a seguir esta experiencia en el parque (por eso le di mucha importancia al comienzo del posteo), me imagino comer con mi señora, y luego de una deliciosa cena, salir a caminar por el parque… sé que no es Francia (jajajaj obvio!!!) pero ese ambiente nos hace transportarnos aunque sea por algunos sabores a ese país, la nota baja es que los precios son un poco elevado (no es caro!!!, tampoco es barato o económico).

Ideal para ir en pareja, pedir pololeo, celebrar un aniversario, o simplemente una linda velada con tu pareja, Castillo Forestal es una gran opción!

Saludos a todos!
VIVE LA FRANCE!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *