MAESTRANZA FRANKLIN

MAESTRANZA FRANKLIN

Si hablamos de comida de casa, hecha con cariño, aquella comida que el sabor de cada bocado va aumentando, aquella comida en casa de la abuelita donde uno queda satisfecho.
Es reconocible esa sensación cierto?

El Barrio Franklin es uno de los grandes nuevos focos gastronómicos emergentes, suena bonito decirlo así, y es porque debemos darle esa importancia que se merece.
Este barrio tiene un foco comercial considerable en nuestra capital, existen más de 10.000 trabajadores que día a día están dando vuelta por esos sectores.

Como ven, esos trabajadores deben comer día a día y es esa oportunidad que están adoptando los nuevos cocineros en nuestra ciudad (Santiago).

MAESTRANZA, Cocina de Mercado.

Este lugar tiene una onda especial, no se si será por la genial mente que tiene Cristian Gaete  (@Pungacocina en Instagram… SIGANLO!), es del barrio, “sin pelos en la lengua” (por el refrán… obvio, no piensen otra cosa), su cocina no pretende tener estrellas, es honesto!, existe un respeto a cada ingrediente.

En esta ocasión fui con mi amigo de batallas, Milton, y pedimos lo que en el Menú mural (esta con tiza en el muro, es genial) se denominan “PLATOS PA´KEAR YENIFER”, que son platos contundentes ideal para quedar….. Yenifer.

El plato fue: MOLLEJAS con PAPA-MOTE y verduras varias.
Maestranza Franklin - Plato

Creo que decir: Estuvo rico, es poco. La combinación de texturas del mote con la papa + el sabor propio del caldo de las mollejas + las mollejas en si, envuelve el plato perfecto, en una palabra podría resumir que es BAKAN!

El plato de Milton: SIERRA ESCABECHÁ con Verduras.
Maestranza Franklin - Plato
Otro plato para el bronce, eso si, la elección de la sierra es por su consistencia y “carnosidad”, el detalle que tenga un exceso de espinas es porque es SIERRA, nada mas que por eso (el que come Sierra, sabe que viene con espinas…. Y muchas).

La experiencia de probar este tipo de comida casera, preparada con cariño, hacen que estas picadas sean de primer corte. Y si a eso le sumas la experiencia del lugar es genial.

EL local es pequeño, tiene pocas mesas, hay un centenar de escritos en los muros donde se aprecia el pensar del chileno. Hay un estante donde puedes sacar un libro y leer!, pero debes poner otro como trueque, los adornos, le da la vida a nuestra vista, es un recreo mental, lleno de coloro y sabor.
Maestranza Franklin - Entorno

El precio de cada plato vale la pena, por lo que NO ES CARO, esta bien proporcional a lo que se entrega y lo que se vive como experiencia.

LARGA VIDA A MAESTRANZA Y A PUNGACOCINA!

Vayan, no se arrepentirán!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *